Todas las entradas por Roger Clavero

Árabes y musulmanes. Dos conceptos diferentes

Ser árabe no implica ser musulmán, de la misma forma que ser musulmán no implica ser árabe. El término árabe define a una comunidad lingüística. El término musulmán define a una comunidad religiosa.

Aún así, esta confusión no es fruto de la casualidad, ya que la mayoría de los árabes son musulmanes. Fueron los árabes los que expandieron el islam por el mundo, y junto con él también intentaron exportar su lengua, que sí que arraigó en el norte de África o en las orillas del Mediterráneo oriental, pero no lo consiguió en muchos otros lugares como por ejemplo en la antigua Persia (el actual Irán), la península de Anatolia (Turquía), Pakistán, la India o Indonesia, entre otros. No obstante, la lengua culta del islam es el árabe clásico y por este motivo el Corán ha de ser escrito y recitado en ésta.

LOS ÁRABES

Los árabes son originarios de la península arábiga. Hoy en día, pero, y como consecuencia del transcurso de la historia, el mundo árabe es mucho más amplio. A continuación (Mapa 1) podemos ver lo que a nivel geográfico definiríamos como el mundo árabe actual en su máxima expansión, considerando también las islas Comoras, que no figuran en el mapa.

Mundo Árabe

La mayor homogeneidad lingüística coincide con el lugar de nacimiento de la cultura árabe y que en estos momentos comprende los territorios, principalmente, de Arabia Saudita, Omán, Yemen y Emiratos Árabes Unidos. Al norte de los mismos, Jordania, el Líbano, Siria o Iraq también presentarían las mismas características, pese a ser territorios colonizados posteriormente. La influencia del árabe termina en Irán, al este, y en Turquía al norte. Del mismo modo hay una zona de transición entre éstos dos últimos estados y los denominados anteriormente (Siria e Iraq) que históricamente han ocupado los kurdos. El Norte de África, por otro lado, presenta una mayor heterogeneidad lingüística. Aún quedan importantes poblaciones bereberes que conservan su propia lengua. Eso sí, la mayoría de las mismas se encuentran en territorios periféricos como la cordillera de los Atlas o algunas zonas habitables en el interior del desierto del Sáhara.

El Magreb y el Máshreq

Relacionado con el Mapa 1, cabe diferenciar las dos grandes regiones del mundo árabe. El Magreb es concebido como la parte occidental del mismo (literalmente: “por donde se pone el sol”), siendo la parte opuesta de éste el Máshreq u oriente (“por donde sale el sol”). El límite entre ambas regiones quedaría definido por la frontera entre Libia y Egipto, es decir, Libia se consideraría como parte del Magreb; Egipto y Sudán como parte del Máshreq. En este sentido, es oportuno tener en cuenta que el término magrebí sólo sirve para definir una parte de la comunidad árabe, la occidental.

La Liga Árabe

Fundada el 22 de marzo de 1945 y con sede en El Cairo, la Liga Árabe es una organización cultural que agruparía todos aquellos estados que se consideran árabes. El único estado que tiene el árabe como lengua oficial y que no figura en la misma es el Chad. Si el Mapa 1 nos mostraba el mundo árabe geográfico, el Mapa 2 representaría el mundo árabe político.

Liga Árabe

Los árabes no musulmanes

Se considera que alrededor de un 10% de los árabes no son musulmanes. Hay comunidades árabes cristianas importantes en Egipto, Siria, Libia, Iraq o Cisjordania y también, aunque en menor proporción, existen comunidades árabes judías.

LOS MUSULMANES

Se denominan musulmanes a los seguidores del islam. El islam es una religión monoteísta donde a dios se le denomina Alá, Mahoma es el profeta más destacado y el Corán el libro sagrado. Los orígenes del islam se relacionan directamente con los árabes. Las dos ciudades más importantes, la Meca y Medina, se encuentran en el actual territorio de Arabia Saudita.

El número de seguidores del islam en estos momentos estaría en torno a los 1.600 millones, según el Global Religious Landscape Report. El estado con más musulmanes es Indonesia, seguido por la India, Pakistán y Bangladesh. Los límites del islam, pues, van mucho más allá de las fronteras del mundo árabe.

Islam mapa

El mundo islámico. Las áreas coloreadas son las que tienen como mínimo un 10% de población musulmana.

Sunismo, chiismo y jariyismo

En el Mapa 3 también se nos diferencia cada país musulmán con la rama teológica predominante entre su población. Más concretamente encontraríamos señalizadas únicamente las tres grandes ramas del islam: el sunismo (verde en el mapa), el chiismo (rojo en el mapa) y el jariyismo (azul en el mapa).

Los suníes conformarían alrededor del 85% del total de musulmanes en el mundo, seguido de los chiíes que serían aproximadamente un 10% del total. En el 5% restante incluiríamos los jariyíes y otras minorías.

Por último, cabe destacar la heterogeneidad entre ramas musulmanas existente en Oriente Medio, siendo uno de los motivos históricos que han favorecido la inestabilidad en la región. A nivel geopolítico, la gran potencia suní en la zona es Arabia Saudita, siendo Irán el gran referente de los chiíes. Ambos estados y clases dominantes quieren imponer sus intereses e influencia en la zona.

Siria. Los posicionamientos étnico-religiosos en contexto bélico

DER Portada

El conflicto sirio se presenta en estos momentos como abiertamente sectario, pero como algunos expertos ya prevén, éste evoluciona hacia la balcanización total. El término balcanización es usado para describir un proceso de fragmentación o división de una región o un Estado en partes, que por lo general, son mutuamente hostiles y que no cooperan entre sí. El final de este proceso sería la disolución de un gran estado formándose diferentes estados más pequeños.

Aun así, y teniendo en cuenta las divergencias existentes entre los diferentes grupos étnico-religiosos, podríamos diferenciar dos grandes grupos en el seno del conflicto: el de los partidarios de la continuidad del régimen de Al-Assad, y el de los rebeldes, aquellos cuya intención es derrocar al actual Presidente sirio. Tomaremos como referencia los grupos étnico-religiosos presentados en el artículo “Siria. La diversidad étnico-religiosa“.

Los árabes sunitas son, en su mayoría, partidarios a la caída de Al-Assad. Entre los árabes sunitas encontraríamos la mayor parte de la población rebelde. A diferencia de éstos primeros, los chiitas son los grandes defensores de la continuidad del actual Gobierno. Entre los árabes cristianos existirían diferentes posicionamientos, pero se considera mayoritario el apoyo de éstos hacia Al-Assad. Este apoyo sería motivado principalmente por la persecución a la que están expuestos por parte de los extremistas islámicos o yihadistas, que se encuentran en su mayor parte en el bando rebelde. Los drusos, después de recibir también ataques por parte de los yihadistas, se han posicionado en el bando del actual gobierno. Por último encontraríamos los kurdos, éstos mantendrían un posicionamiento diferencial respecto los demás, por una parte siempre se han visto discriminados por el Gobierno sirio, y por otra, tienen a los yihadistas como su principal enemigo.

En este sentido y después de analizar un poco más profundamente la situación, podríamos considerar que en la actual guerra civil de Siria existen dos grandes frentes y un tercero. El contrario a los actuales gobernantes y por tanto a la continuidad de Bashar Al Assad, estaría conformado principalmente por los suníes. En cambio, el favorable al Presidente y el Gobierno sería constituido por los chiíes, y también por los cristianos y los drusos. Finalmente, el tercer grupo, que no se identificaría con ninguno de los dos anteriores, sería el conformado por los kurdos.

Etnia

Religión

Posicionamiento (respecto al actual Gobierno)

% población en Siria

Árabe

Islam suní

Mayoritariamente contrario

65%

Islam chií

Muy favorable

12%

Cristianismo

Favorable

10%

Drusos

Favorable

3%

Kurda

Islam suní

Contrario

9%

Otras

1% 

Tabla. Representación esquemática del mosaico étnico-religioso sirio y del posicionamiento respecto al Gobierno actual. Elaboración propia.

Hay que puntualizar que la población contraria al gobierno no es tan elevada como se muestra en la tabla, existen algunos grupos suníes que no se muestran contrarios con Al-Assad, especialmente porque temen de un ascenso del yihadismo en la zona. Aun así, no existen datos porcentuales que indiquen cuantos de ellos están a favor y cuantos en contra, de manera que ante la complejidad de la situación, hemos optado por la simplicidad.

(Fuente de la imagen de portada: salon.com)

Siria. La diversidad étnico-religiosa

DER Portada

En Siria existen dos grandes grupos lingüísticos: los árabes y los kurdos. Éstos los identificaríamos como las dos principales etnias del país, aunque también encontremos minorías étnicas como la turca, la armenia o la asiria. Los árabes conforman el 90% de la población siriana, mientras que los kurdos representan un 9% aproximadamente. El árabe es la única lengua oficial de Siria y el uso del kurdo está prohibido.

Los kurdos son un pueblo dividido entre diferentes países -de más a menos población: Turquía, Irán, Iraq, Siria y Armenia-  que tienen una lengua y una identidad propias. Su máximo objetivo es la obtención de un Estado que pueda satisfacerlos políticamente y socialmente. En estos momentos, el único lugar dónde el idioma kurdo tiene un carácter oficial es en el Kurdistán iraquí, una entidad federal autónoma de Iraq.

La religión en Siria es heterogénea.  Entre los árabes existen diferencias importantes.El grupo religioso más amplio seria el sunita, que constituiría un 65% de la población total de Siria. El segundo grupo sería el de los chiitas, diferenciados entre alauitas, ismailitas y duodecimistas. Los alauitas podemos entenderlos como una rama muy heterodoxa del islam chií, siendo la predominante en Siria, con un 10% de población, y la que se identificaría con los actuales gobernantes del país. Los duodecimistas serían el grupo chií predominante en Irán. Conjuntamente el grupo chií constituiría el 12% de la población siriana. Por último encontraríamos los árabes cristianos y los drusos. Los cristianos, con todas sus respectivas ramas, ya sean católicos maronitas, ortodoxos griegos de Antioquía o siríacos, entre otros, representarían un 10% de la población árabe. Los drusos, una comunidad monoteísta y cercana al agnosticismo y al neoplatonismo, conformarían un 3% de la población árabe siriana.

En lo que respecta a la población kurda, ésta también es musulmana, mayoritariamente suní. Pese a ello, las divergencias lingüísticas e identitarias con los árabes hacen que la religión no actúe como un posible vínculo con ellos.

Diversidad étnico-religiosa

Mapa. Distribución geográfica de la composición étnico-religiosa en Siria. (Fuente: BBC)

El grupo representado en amarillo e indicado como “Arabs”, representa a la población árabe suní.

(Fuente de la fotografía de portada: taghribnews.com)

ARTÍCULO RELACIONADO: Siria. Los posicionamientos étnico-religiosos en contexto bélico.

Las nubes: una explicación general

Imagen portada

Las nubes son un fenómeno que prácticamente podemos observar a diario y que, entre otros hechos, nos pueden proporcionar una idea general de la situación meteorológica del momento en el territorio donde nos encontramos y en sus cercanías.

Una nube es una porción de aire visible por contener numerosas y minúsculas gotas de agua líquida o congelada o una mezcla de estas dos partículas acuosas. Las nubes se tratan de vapor de agua condensado formando gotas líquidas y que al entrar en las zonas frías de la troposfera se convierten en gotas heladas. En el caso de producirse sublimación, es decir, si el vapor de agua pasa directamente a un estado sólido sin antes haber sido líquido, se forman los cristales de hielo.

*La troposfera es una de las capas en las que puede dividirse la atmósfera si tenemos en cuenta el comportamiento térmico con la altitud, en ésta las temperaturas disminuyen a mayor altura. En la troposfera es donde tienen lugar la mayoría de los fenómenos atmosféricos (precipitaciones, viento…).

Formación de las nubes

La formación de las nubes y por tanto de la nubosidad podemos asociarla con cuatro procesos básicos.

El primero de ellos sería la convección, es decir, la transferencia de calor existente entre la superficie y el aire. Ello implica un ascenso de aire caliente proveniente del substrato continental y un descenso del aire frío (y más denso) que se encuentra en altura. El resultado suele ser la producción de una célula convectiva o térmica que genera nubosidad cumuliforme.

Imatge bona convection

Representación gráfica del proceso de convección.  (Elaboración propia

El segundo proceso los asociaríamos a causas orográficas, cuando el desplazamiento de un flujo de viento se ve obligado a sobrepasar una barrera natural (sierra, montaña…). En este sentido, al descender la temperatura con la altitud se produce la condensación del vapor de agua que alberga el viento, produciéndose la formación de nubes.

Imagen 2

Representación de la nubosidad asociada con la orografía. (Fuente: geospatial.gsu.edu)

El tercer proceso de formación es el ciclónico. En áreas donde existe una convergencia de aire en superficie se produce un ascenso de este aire, de manera que si el vapor de agua que encontramos en él llega al nivel de condensación, se forma la nubosidad.

Imagen 3

Representación gráfica del proceso ciclónico de formación de nubes. Imagen parcialmente modificada. (Fuente: Wikipedia)

El último y cuarto proceso es el denominado frontal. Éste está asociado a los ascensos de las masas de aire que tienen lugar en superficies con características higrotérmicas contrastadas, es decir, cuando entran en contacto dos masas de aire de diferente humedad y temperatura se produce un ascenso de la masa menos densa, que al llegar al nivel de condensación producirá nubosidad. Existen dos procesos frontales como veremos a continuación. Más tarde también veremos que dependiendo del proceso frontal se forma un tipo de nubosidad u otra.

Imagen 4

El primer proceso es la representación de la llegada de una masa de aire frío en una zona con masas de aire cálidas. El segundo proceso es el contrario, la masa de aire caliente se adentra en una zona en la que se encontraba una masa de aire frío. (Fuente: pasionporvolar.com)

Tipos de nubes

Existen diferentes géneros de nubes, y en éste sentido también existe una clasificación realizada por la OMM (Organización Meteorológica Mundial) acerca de éstas, en los que se contabilizan diez géneros distintos. En ella se han tenido en cuenta aspectos cómo la constitución física, la altitud dónde las encontramos, su dimensión vertical y extensión horizontal, y también otras características como los meteoros más frecuentes que puede desarrollar. Cada género también cuenta con su propia abreviatura o denominación científica.

En la siguiente tabla encontramos información acerca estos diez géneros:

Imagen 5

Esta tabla es una copia de la clasificación que realizó el catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona Javier Martín Vide en su libro Fundamentos de Climatología Analítica (1991). 

La altitud hace referencia a la localización aproximada de las nubes generalmente. La referencia es la troposfera que aunque presenta variaciones de altitud según la latitud, se considera de unos 12 km aproximadamente. Una altitud alta seria de 7 a 9 km, una media de 3 a 5 km y una baja por debajo de los 2 km.

Respecto a la dimensión vertical y extensión horizontal, en las nubes estratiformes la dimensión vertical es muy reducida respecto a la horizontal, y en las nubes cumuliformes la dimensión vertical es semejante a la extensión horizontal.

Imagen 6Imagen representativa de los diez géneros de nube citados. (Fuente: geogrify.net)

Por último cabe decir que además de estos diez géneros presentados existen especies y variedades. Por ejemplo, dentro del cumulus encontramos el cumulus humilis, el cumulus mediocris y el cumulus congestus, según su desarrollo vertical. En lo que respecta a las variedades, una de las más populares seria el altocumulus ondulatus.

Frentes cálidos y frentes fríos

La llegada de un frente cálido o de un frente frío puede asociarse con el tipo de nubosidad existente.

Los frentes cálidos pueden asociarse con la nubosidad estratiforme (Ns, As, Cs, Ci). Éstos se desplazan a una velocidad lenta y tienen una banda de mal tiempo que oscila entre los 300 y los 1000 km. En muchas ocasiones van acompañados de lluvia, niebla y mala visibilidad. Con el paso del frente las temperaturas aumentan porque encontramos tras ella la masa de aire cálida.

Los frentes fríos se relacionan con nubosidad cumuliforme, por los ascensos de aire caliente muy rápidos. Éstos se desplazan a alta velocidad y la banda de mal tiempo suele ser inferior a 150 km. Los meteoros asociados son chubascos y vientos fuertes. Una vez el frente ha pasado la temperatura disminuye muy rápidamente y la visibilidad es buena, debido a que la masa de aire frío lleva consigo vientos.

Imagen 7

Imagen que nos muestra la nubosidad asociada a la entrada de un frente frío y de un frente cálido, respectivamente. (Fuente: geographyfieldwork.com)

Como podemos ver en la imagen anterior los cirrus suelen predecir la llegada de un frente cálido, mientras que las nubes de alto desarrollo vertical (cumulus) anuncian la entrada de un frente frío.  

(Fuente de la fotografía de portada: Wikipedia)